Balcón de Infantes

   

Editorial    

 

La despoblación que nos aqueja

Ya dedicamos el editorial del número 320 de Balcón de Infantes, correspondiente al mes de abril de este mismo año, al tema de "La España vaciada". Y de la manifestación que en su momento se convocó en Madrid para decir basta a la despoblación en el que se exigió "un pacto de Estado" contra la despoblación y la toma de medidas para evitar los desequilibrios que se producen en España. 

El pasado 3 de diciembre se volvió a tratar el tema, esta vez en La Alhóndiga, en un programa para TeleValdepeñas dirigido por Julián Gómez. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) desde los años 50 el Campo de Montiel ha perdido un 70% de su población. (Fuente: Cadena SER, Ciudad Real). Ha pasado de 58623 en los años 50 a 20067 en el año 2018. En el caso de nuestra ciudad de los 5792 al uno de enero de 1996, se pasó a los 5805 del año 2000, 5894 del 2005, 5772 del 2010 y a partir de entonces el decrecimiento es claro con 5727 en 2012, 5498 en 2014, 5243 en 2016, 5030 en 2018, habiendo rebasado hacia abajo el nivel de los cinco mil a enero de este año que ahora va a terminar, con un total de 4935 habitantes. 

Ejemplos claros de esa despoblación los marcan  Torre de Juan Abad, que alcanzó en su momento 8557 y en 2018 registra 1854, así como Villanueva de la Fuente, de 5161 a 2123 en el mismo periodo. Todos ellos con una población dispersa y envejecida. 

En su conjunto Castilla-La Mancha es la segunda comunidad que más acusa la despoblación rural. El éxodo de población de los núcleos rurales a las localidades mayores está liderado en nuestro país por las comunidades autónomas de Castilla y León y Castilla-La Mancha. Nuestra región es la segunda con más municipios sin personas menores de 20 años. Así, mientras la población aumentó casi un 18 por ciento entre los años 2000 y 2018, el retroceso demográfico de las localidades más pequeñas alcanza un ritmo alarmante. Desde el inicio del siglo XXI, la población ha descendido más de un 25% en 363 municipios de Castilla-La Mancha, según concluye un informe de la consultora de comunicación "Stratego". 

El Campo de Montiel es uno de los ejemplos más claros de esta tendencia en la provincia de Ciudad Real. Esta comarca, que tiene como referencia Villanueva de los Infantes perdió un 15 por ciento de la población entre los años 2010 y 2016, llegándose al dato extremo de que en la vecina Torre de Juan Abad, como poco más de  mil habitantes, en un solo mes de diciembre fallecieron más vecinos de los que nacieron en todo el año. Por el contrario, La Solana ha logrado aumentar la población en las últimas décadas. 

Algunos factores económicos influyen decisivamente en esta situación. Baja rentabilidad de la actividad agraria, peso de las estructuras tradicionales, ausencia de industrias, tendencia al monocultivo, si bien en los últimos tiempos se han ido extendiendo algunos cultivos alternativos de frutos secos, como el pistacho, el almendro y en algunas zonas las plantas aromáticas;  regadíos insuficientes, atomización de las explotaciones agrícolas, escaso desarrollo de Asociaciones y Cooperativas, falta de explotaciones ganaderas, problema de infraestructuras  de transportes y comunicaciones. 

Sin duda una tendencia que nos aboca a la despoblación y que no tiene otra alternativa que trabajar por nuestra tierra. Si bien hacen falta políticas generales contra la despoblación, hoy por hoy, nadie va a llevar adelante lo que nos corresponde a todos nosotros: formar y hacer tomar conciencia a las nuevas generaciones de la situación, defender nuestros propios productos y seguir trabajando por nuestra tierra.


Balcón de Infantes 

© Copyright  Balcón de Infantes 1996-2019