Balcón de Infantes

 

La Cocinilla


 

Revuelto de chorizo

Estamos en primavera y es tiempo de revueltos, de ajetes tiernos, habas, espárragos… Hoy vamos a presentar un revuelto, el de chorizo, que seguramente sonará como algo novedoso aunque, no se dejen engañar, piensen cuántas veces hemos tomado chorizo con patatas y huevos fritos. ¡Para chuparse los dedos y dejar el plato bien relamido!

Vamos a recordar algunos consejos para que los huevos revueltos, estos de hoy u otros, nos salgan jugosos, que es de lo que se trata.

1.Hay que utilizar huevos de calidad, no por obvio está de más recordarlo, usar un buen producto siempre es importante en cocina pero más en preparaciones como los huevos revueltos donde este ingrediente, aunque no dé nombre al plato, condiciona sobremanera el resultado final del plato

Si podemos optar por huevos de gallinas de corral o alimentadas con pienso ecológico, nuestros huevos revueltos van por el buen camino.

2. Hay que batir los huevos sólo lo suficiente para mezclar bien la clara y la yema, con un tenedor. Hay que dejar los huevos jugosos, no esponjosos.

3. Por supuesto, usaremos una sartén antiadherente.

4. Echaremos sal a los huevos justo antes empezar a cocinar.

5. Es mejor retirar los huevos antes de que se acaben de hacer, para que terminen de cocinarse con el calor residual de la propia sartén.

6. Pondremos los huevos y el aceite o mantequilla en una sartén en frío, encenderemos el fuego y mezclamos mientras se cocinan.

7. Por supuesto, servir inmediatamente.

8. Mientras se cocinan los huevos debemos removerlos constantemente, pues si no nos quedará una tortilla, con partes cocinadas de forma más desigual. Y para remover los huevos lo ideal es usar un tenedor de madera.

9. Procurar no mezclar las yemas hasta el final e incluso añadir una yema extra por cada dos huevos enteros, aumentaremos la intensidad en sabor y lograremos una textura más densa.

10. Si, como es habitual, vamos a añadir otro ingrediente como bacalao, espárragos o setas, debemos cocinar estos ingredientes antes, hasta que estén casi hechos, y luego seguir el proceso.

 

Ingredientes:

Huevos

Patatas

Chorizo

Aceite de oliva virgen extra

Sal

 

Elaboración:

Las cantidades de patata, huevo y chorizo son al gusto, según nos guste que lleve más cantidad de una cosa que de otra.

Pelamos y cortamos las patatas para hacerlas como “al montón”. Las freímos a fuego lento (aunque sería más preciso decir que las cocemos en aceite). Cuando estén listas (la patata adquiere un color homogéneo) las apartamos, las escurrimos del aceite y reservamos para después.

Cogemos los chorizos y les quitamos la piel, separamos el picadillo que conforman los mismos y lo sofreímos. Podemos utilizar chorizos frescos de la carnicería o, en algunas casas, ponen chorizo picante (le da un tono más fuerte). Reservamos igualmente.

En la versión clásica el revuelto se haría mezclando las patatas con el chorizo y el huevo, evitando no cuajar demasiado este último.

Para darle un toque más presentable a la hora de llevarlo a la mesa vamos a proceder a echar los huevos en una sartén, sin batir, haciéndolos como para un revuelto (vamos dando vueltas procurando no mezclar la yema hasta el final, queda más cremoso).

Para montar el plato cogeremos un molde con la forma que nos resulte más atractivo, o el que más a mano tengamos, y pondremos una capa de patatas, encima el huevo y, por último, el chorizo picado. Desmoldamos y servimos calentito.

   elranchero@balcondeinfantes.com

 

Balcón de Infantes

Mantenimiento: José Ant. Sánchez

© Copyright  Balcón de Infantes 2019